Código: SOFJUE000000751

BATTLEFIELD 3 PC

$149

Stock disponible: 5

12 cuotas sin interés de $12,42
Ver detalle de cuotas

El momento de la verdad ha llegado. Tras infinidad de vídeos y versiones de prueba Battlefield 3 está aquí por fin en su versión final, y el resultado es sobresaliente.

 

Su campaña individual es muy buena, pero no consigue estar a la altura de sus modos on-line, la verdadera faceta de brillantez del videojuego. Modalidades donde DICE se siente especialmente cómoda, y donde este espectacular shooter alcanza la condición de videojuego totalmente recomendable que atesora.

 

El actual mundo de los videojuegos está repleto de conflictos que rozan lo bélico. Por ejemplo en el género deportivo Electronic Arts lidia con 2K Sports y con Konami en el baloncesto y en el fútbol respectivamente, y sólo hay que pensar en otros géneros como el de la simulación de conducción o el de los shooters de ciencia ficción para pensar en trances similares entre Turn 10 y Polyphony Digital o entre Epic Games e Insomniac. ¿Por qué comenzamos el análisis de Battlefield 3 con esta entrada tan aparentemente poco apropiada? Pues fundamentalmente porque todo el que haya seguido la actualidad del entretenimiento interactivo en los últimos tiempos estará al tanto de que entre Call of Duty: Modern Warfare 3 y Battlefield 3 ha habido una cruenta contienda mediática y verbal con pocos precedentes en los últimos tiempos.

 

El motivo de todo ello ha sido el deseo de Electronic Arts por posicionar definitivamente en el mercado una alternativa a la saga bélica de Activision, especialmente tras el torpe inicio el año pasado del reseteo de Medal of Honor, que no logró satisfacer ni a crítica ni a público, y que no pudo plantar cara a Black Ops en ningún campo. En el presente 2011, sin embargo, el gigante norteamericano ha apostado por un caballo ganador al encargárselo directamente a DICE, un estudio de reputado currículum que ha generado algunos de los mejores videojuegos de acción on-line de los últimos tiempos y que es responsable de la veterana y genial saga Battlefield.

 

Precisamente a esta franquicia pertenece el título que nos ocupa, uno de los más esperados del año, y la tercera parte de una saga que no nos regalaba un nuevo episodio propiamente dicho, y spin-offs aparte, desde el ya lejano año 2005. Por aquel entonces se lanzaba el genial Battlefield 2, y ahora más de un lustro después se pone a la venta la que es, en realidad, una versión avanzadísima y muy perfeccionada de aquel. No hay nada particularmente nuevo que no hayamos visto en trabajos anteriores del estudio europeo, pero en todos los sentidos hay pocos videojuegos más sobresalientes en su vertiente de juego competitivo on-line que el que nos ocupa. Un título que nos hará invertir incontables horas acribillando enemigos y tomando puestos de control a través de la red, y que nos hará disfrutar con su cuidado equilibrio entre portentosos valores de producción y poderosa propuesta jugable... Siempre que tengamos un PC a la altura, claro.

 

Campo de Batalla: El Mundo -La Campaña-
No es la primera vez que un videojuego de la serie Battlefield cuenta con campaña individual, y es que los spin-off Bad Company ya habían llevado a cabo un trabajo más que notable en este sentido con sus dos episodios, no obstante sí es el que más en serio se toma esta alternativa jugable a su tradicional experiencia on-line. Los primeros episodios de la franquicia, de hecho, únicamente contaban con un sustitutivo de modo off-line como mero entrenamiento, pero es esta tercera entrega la que de forma más ambiciosa se plantea el llevar a cabo un acercamiento espectacular, aparatoso y flamígero a los conflictos modernos.

 

Las similitudes entre los Modos Historia de Battlefield 3 y los que ofrecen la franquicia Call of Duty son obvias, y van más allá de las lógicas similitudes de contexto histórico, localizaciones, etcétera... El tratamiento grandilocuente y al mismo tiempo solemne se repite en las franquicias de Activision y Electronic Arts, y DICE ha tomado buena nota de lo conseguido por Infinity Ward al ofrecer una experiencia con muchos paralelismos en todos los sentidos: personajes que cuentan su historia a sus captores, abundantes flashbacks, constantes cambios de escenario, héroes diferentes que alternan sus papeles...

 

El comienzo tiene gancho y arranca con enorme fuerza para atraer nuestra atención, y nos pone en la posición de un agente de las fuerzas especiales del que no conoceremos demasiado en un principio pero que tratará de sabotear un atentado terrorista en una línea de metro estadounidense. A partir de ahí, y tras este arquetípico pero siempre necesario prólogo en clave de acción desatada, asistiremos a una serie de cinemáticas que de una forma muy tradicional y en ocasiones algo farragosa nos irán relatando la historia de nuestro protagonista, Blackburn, que se las cuenta a sus captores en una serie de interrogatorios de la inteligencia norteamericana.

 

De este modo, y avanzando hacia delante y hacia atrás en el tiempo, iremos visitando diferentes lugares de Europa, Oriente Medio e incluso los Estados Unidos plantando cara a insurgentes, terroristas y demás amenazas contra el mundo libre. La importancia del guión en uno de estos videojuegos tan frenéticos siempre es relativa, no obstante DICE hace un trabajo llamativo a la hora de tomársela en serio. No hablamos de un premio de narrativa, ni mucho menos, pero sí de un argumento ligero, inofensivo y lo suficientemente variado en cuanto a situaciones, lugares y ambientaciones como para estar constantemente insuflando variedad al modo campaña.

 

Lo que hace especialmente bien la campaña individual del título es algo que los juegos de acción bélica de corte "palomitero" han venido haciendo en los últimos tiempos, y es el sumergirnos directamente en muchos de los sucesos en primera persona. ¿Qué queremos decir con esto? Como es lógico tomamos el control directo sobre nuestro personaje en las escenas de combate, pero a lo que nos referimos es al hecho de que tampoco abandonamos la perspectiva de primera persona en los acontecimientos que se describen en pantalla. Así, por ejemplo, si se envía un mensaje terrorista con rehén a los Estados Unidos, nosotros lo vivimos en primera persona desde el papel del cautivo que observa atemorizado cómo lo graban con él sometido; y si, por el contrario, se prepara una batalla aérea nosotros mismos subiremos al caza en la cubierta del porta-aviones y asistiremos a todas las pruebas de su arsenal y accesorios en perspectiva no sólo subjetiva sino también interactiva.

 

Durante unas seis o siete horas que nos va a llevar acabar la campaña viviremos un trepidante espectáculo de acción y adrenalina en el que viviremos operaciones nocturnas en zonas urbanas, asaltos diurnos a posiciones en mitad del desierto, tomas al asalto de prestigiosos barrios en coquetas ciudades europeas... El tratamiento de DICE para la campaña de Battlefield 3 busca ser realista y serio, muy alejado de lo visto en el humorístico binomio Bad Company y de los flamígeros Call of Duty, y cuenta con algunas crestas de la ola francamente poderosas en cuanto al aparatoso panorama que propone. No todos los momentos están a la misma altura, y si bien hay algunas secuencias tremendamente poderosas como los de la nocturna Operation Guillotine, por poner un único ejemplo, también hay otros niveles algo más discretos que, en algunos casos rozan lo tedioso. Hay varios ejemplos de secciones de la campaña que se nos van a hacer algo largas y, por poner un par de ejemplos, podemos mencionar el combate aéreo, increíble desde el punto de vista gráfico pero algo anodino desde el jugable, o la parte del ataque aire-tierra que lo sigue y que trata de reproducir sin éxito un estilo de bombardeo que ya vimos con mayor brillantez en aquella memorable misión nocturna de Modern Warfare 2.

 

La inmersión es la clave del éxito del modo historia de Battlefield 3, sentido de la pertenencia fuertemente apoyado por una muy adecuada construcción de la tensión que sentirá el jugador en el papel de estos soldados que pelean siempre al límite de sus fuerzas. No obstante hay algunos aspectos que no están a la altura de lo que esperábamos y que a menudo estropean esta impresión en el usuario, salvo el del comportamiento del enemigo que describiremos a continuación ninguno es excesivamente grave, pero merecen al menos que sean reflejados en el análisis.



Ficha técnica 
Nombre:
Battlefield 3
Fecha de lanzamiento:
27 de octubre de 2011
Plataforma:
PC
También disponible para:
X360 PS3
Género:
Acción, Primera persona (FPS) (Bélico)
Número de jugadores:
1-24 (Competitivo: 2-24 / Cooperativo: 2)
Desarrollador:
DICE
Distribuidor:
EA
Idioma:
Manual: Español
Textos: Español
Voces: Español



Requisitos del sistema
Requisitos mínimos:
· Sistema Operativo: Windows Vista o Windows 7
· MicroProcesador: Intel Core 2 dúo a 2 GHz
· 2 GB de RAM
· Tarjeta Gráfica de 512 MGB compatible con DirectX10 u 11
· 15 GB de espacio libre en disco

 

Requisitos recomendados:
· Sistema Operativo: Windows Vista o Windows 7
· MicroProcesador: Quad-Core
· 4 GB de RAM
· Tarjeta Gráfica de 1 GB compatible con DirectX 11 (GeForce GTX 460, Radeon HD 6850)
· 15 GB de espacio libre en disco

Podes pagar con los siguientes medios de pago disponibles:

Ver promociones con tarjetas

Este producto tiene envío gratis!

recibí novedades

seguinos en

Tél: (011) 4514-3621/22